10346664_10152248780553229_37369129_n

Hoy hemos amanecido muy contentos desde “El Arte del Buen Anfitrion”, ya que hemos desayunado en BOpan para dar fe que el desayuno es la mejor comida del día, y todavía más si algún ser querido te sorprende con esta maravillosa caja que BOpan han creado para todo tipo de ocasiones y para hacer las delicias de los amantes de las pastas de calidad.

10370784_10152237089998229_860930970_n

Esta caja sorpresa, pensada para enviar directamente a casa y hacer que alguien empiece el día con muy buen pie, de momento se distribuye solo en Barcelona por el precio de 25€ (disponible también online) y contiene todo lo necesario para empezar bien el día: cookies, bollitos varios, muffins, brioches y zumito.

image001

El diseño y la creatividad de la caja también nos sorprende por su simpático y sencillo minimalismo, es ideal para empezar el día con calma y buen rollo… ¿mi única sugerencia? una opción salada para los que como yo, preferimos el salado al dulce, sobre todo considerando la muy amplia oferta que BOpan nos ofrece en todos sus establecimientos desde 1984.

10364283_10152237087958229_1001946037_n

Para los que no conozcáis la emblemática panadería y pastelería barcelonesa, os cuento que Bopan es una empresa dedicada a la producción artesanal y comercialización de productos de alta gama relacionados con el pan, la bollería y la pastelería, donde respetan todos los procesos naturales de reposo durante su fabricación y no emplean aditivos ni conservantes. Evitan a toda costa la congelación (factor de vital importancia) y siguen la filosofía de caminar hacia la excelencia en todos sus sentidos.

10374265_10152237124278229_1726015437_n

En lo que se refiere a mi relación con BOpan, se ve muy ligada a recuerdos de la infancia, ya que los domingos solía visitar con mis padres su establecimiento de Travessera de Gracia 64 (también tienen tiendas en el centro y en la zona alta de la ciudad: Rambla Catalunya 119; Muntaner 536 y Plaza Molina 1) para comprar algunos de sus especiales y variados panes (de los que os hablaré muy pronto en ocasión de un maridaje muy especial, aunque no quiero adelantar acontecimientos…), pastas y pasteles, y ahora que conozco más de cerca su filosofía, el capital humano e i+D que hay detrás de cada producto y que he visitado su obrador, este recuerdo se hace incluso más grato.