Adoro la Navidad!

y… la sensación de calidez y ternura que yo asocio a este momento del año.

Con la memoria voy a tras en en tiempo y me acuerdo de las Navidades que se transcurrian en la casa de la montaña, a Bosco!! La casa donde toda la familia, y somos muchos, 14 primos con respectivos padres, abuelos y a los cuales, con el pasar del tiempo, se fueron añadiendo cada año, en algunos por partida doble, unos bebes, hijos de mis primos y tambien los míos!!

A todo esto, como si no fuera bastante, se invitaban los amigos, los mismos con los cuales se solía pasar el verano, todos allí en este pequeño pueblo en las colinas cerca del Lago Maggiore!!

Muchos recuerdos se han añadido a los míos, ahora mis hijos también tienen sus propios recuerdos asociados a la casa de Bosco.

Allí quedan en la memoria, en un cajón, donde nadie, excepto yo puedo acceder, entre lagrimas y nostalgia por lo que fue y que se quedó allí entre los arboles cargados de nieve, nuestro paraíso!!

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.