Todos los ciudadanos, sabemos que por el mero hecho de ser ciudadanos somos contribuyentes al erario público. Y que los impuestos cómo más difusos son, más afectan al conjunto global de la ciudadanía.

En su momento, en el año 2002; se reguló el céntimo sanitario, y como tal, era una exacción tributaria de naturaleza difusa, o dicho de otra manera, era un impuesto general, que era pagado por cualquier usuario de hidrocarburos (directa o indirectamente nos era repercutido a cualquier nivel de la escala económica)  y que acaba de ser declarado ilegal por el TJCE (sentencia céntimo sanitario).

Ésta sentencia, es pues una victoria Pírrica; principalmente por tres razones.

  • La primera es que solamente se devolverán, de acuerdo con los principios de la LGT, los importes pagados de los cuatro ejercicios anteriores.
  • Se tendrá que demostrar con factura que hay una adquisición de carburante para poder solicitar la devolución del céntimo sanitario. (en algún caso el proveedor al cual se le haya pagado con tarjeta de fidelización de cliente, facilitará las facturas a los usuarios para poder proceder a la reclamación).
  • Finalmente viendo la evolución del proceso, el Gobierno,  ya en 2012 incluyó en la Ley de Presupuestos, una modificación que afectaba a la Ley de Hidrocarburos.

En definitiva habrá sido necesaria una resolución judicial, para dar la razón al contribuyente; pero en ningún caso el impuesto habrá desaparecido puesto que lo han amparado por la modificación de la Ley de Hidrocarburos.

Para solicitar la devolución: www.aeat.es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.