hada_primavera

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– Montse ¿por qué siempre dices que las cosas no son siempre lo que parecen?
– Por qué interpretamos.
– ¿Interpretamos?
– Sí, más de lo que creemos.
– ¿Y eso es malo?
– Depende.
– ¿Depende?
– De lo que tú entiendas por malo.
– Ya empiezas.
– Ves, si yo no se exactamente qué quieres decir tú con malo, yo estoy interpretando, y puedo acertar o no. ¿lo entiendes?
– Creo.
– Te voy a contar un cuento…

Érase una vez, en un país lejano… un conductor iba a más velocidad de la permitida por esa carretera, ajeno a las señales que indicaban que se acercaba una curva peligrosa, siguió pisando el acelerador, cuándo… justo al pasar la curva, parado en medio de la calzada había un hombre haciendo señales con los brazos, indicando que parase. El conductor asustado y sorprendido, toco insistentemente la bocina para avisar al hombre que se apartase, insistió varias veces pero fue inútil, aquel individuo a pesar de poder ser arrollado, no se apartaba de la vía. Este seguía haciendo señales ahora ya de forma desesperada para que el coche se detuviera.
– ¡Esta borracho o esta loco!- decía el conductor, mientras pisaba a fondo el freno de su vehículo. Provocando un fuerte chirrido y dejando las huellas de los neumáticos en la calzada. Logrando así detener el vehículo a escasos centímetros del hombre.
– Muy enfadado, le da un portazo a la puerta al salir del coche y se dirige al hombre:
– ¿No tienes ojos? ¿Estas loco? ¿Estas borracho? O simplemente eres un suicida.
– No señor nada de eso -le responde el hombre, recuperando el aliento- tenía que intentar que usted parase el coche antes de ser demasiado tarde.
– ¿Demasiado tarde? te podría haber matado.
– No, no lo entiende, el que estaría muerto, si no hubiera parado el coche sería usted, el puente que esta en la próxima curva acaba de derrumbarse y sabía que si no hacía algo… usted ahora estaría muerto.

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.