excursion_en_la_playa

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– Estoy asustada.
– ¿Asustada?
– Sí, asustada y preocupada.
– ¿Qué ocurre?
– Dentro de un mes es mi cumpleaños.
– ¡Felicidades!
– ¡¿Felicidades?!
– ¿No?
– ¡No!
– ¿No? No lo entiendo ¿qué ocurre?
– ¡Montse cumplo 40!
– Es un buen número.
– ¿Estas de guasa? Es horroroso.
– … -silencio-
– Ya he avisado, no quiero fiesta, ni velas, ni regalos, quiero que pase totalmente desapercibido.
– … – silencio-
– No se que más puedo hacer, me pone de muy mala hostia solo pensarlo. ¡Yo 40! me niego.
– Tú dirás.
– … -Me mira con cara de asombro-
– El tiempo no se puede parar. Lo único que se puede hacer es cambiar tú percepción de él.
– Ya se que el tiempo no se puede parar. -me dice con sorna-
– Bien, entonces estamos de acuerdo.
– ¿En qué?
– En que solo nos queda cambiar tu percepción ¿que representa para ti tener 40 años?
– ¡Ser vieja! ¿Te parece poco?
– ¿Ser vieja? Ok ¿entonces que es una mujer que tiene 80 años?
– Dios que horror, no quiero ni pensarlo.
– ¿No quieres vivir hasta los 80?
– … -después de un rato en silencio- ¡si claro!
– ¿Entonces si con 40 años eres vieja, con 80 serás…?
– Matusalén. -jajaja, nos reímos las dos- Montse no es broma.
– Lo se. Dime entonces exactamente que es lo qué te preocupa.
– Ya te lo he dicho, envejecer.
– Quiero que concretes un poco más.
– Dejar de ser ágil y flexible, que me salgan manchas y arrugas en la piel, engordar, la menopausia…
– Ok, la agilidad y la flexibilidad ya la trabajas en el gimnasio ¿no? Las manchas y arrugas ya las estas controlando con los tratamientos de belleza con el dermatólogo ¿si? Yendo al gimnasio y haciendo dieta como has hecho siempre, difícilmente te engordaras y en cuanto a la menopausia es algo que no puedes controlar, pero tranquila, lo normal es que aparezca a partir de los 50, te quedan diez años por delante.
– Para ti es muy fácil, parece que tienes solución y explicación para todo.
– Sí, y a ti, parece que con cualquier excusa, quieres contribuir a la famosa y temible crisis de los 40.

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.