La cocina italiana junto con la española son dos de los principales reclamos gastronómicos del Mediterráneo.
Su carácter plural, familiar y abierto hace del comer un acto en el que socializar y confraternizar tanto con familiares como con amigos.
Desde hace décadas cada vez son más los que seducidos por su riqueza y variedad sucumben a su sabor dada la fácil elaboración de la mayorías de sus platos.
El hecho de que muchos de sus principales ingredientes estén al alcance de todos, tanto en supermercados como en grandes superficies, ha generado una nueva oleada de consumidores mucho más exigentes que van en búsqueda de la excelencia y la supremacía de las materias primeras con las que elaborar sus platos.
——-
A raíz de la demanda y del súbito auge de productos gourmet por parte del consumidor final, cada vez son más los espacios que se centran y especializan en ofrecer el mejor producto existente en el mercado.
Este es el caso del espacio “Melocomo” de la distribuidora italiana Mozzakimozza, el único showroom gastronómico de Barcelona, especializado en el asesoramiento de quesos y embutidos italianos de alta gama.
Ocultos en los bajos de un edificio de primeros de siglo, se encuentra un lugar donde descubrir en primera persona los entresijos de la tradición gastronómica italiana.
Showcookings en directo y clases magistrales impartidas por profesionales del sector, son tan sólo algunas de muchas las actividades complementarías que se encargan de enriquecer la brand experience del genuino made in italy que se oferta.
—-
Entre quesos y embutidos también se encuentran algunos de los más emblemáticos cavas catalanes del momento como es el caso de “Objeto de Deseo”, la bebida “it” por excelencia de cualquier celebración de nivel que se precie, que para la ocasión dio a conocer al público al benjamín de sus cavas, la versión prêt-à-porter de su afamado “most doré” un nuevo formato que estrena packaging y abre una nueva vía de negocio, ampliando así el éxito de sus predecesores.
——
Vanguardia, tradición y diseño se unen creando un original envoltorio cuya estética llega al génesis de la esencia de la filosofía de las cavas.
A gusto del consumidor, este tiene la opción de personalizar el envoltorio a modo de “gazette” dando a conocer a los suyos aquellas noticias que resulten de su interés.
—-
Durante algunos de los talleres impartidos pudieron degustarse platos elaborados con Mozzarella de Búfala de la quesera italiana Amabilmia, un queso fresco de pasta hilada producida con  leche cruda de búfala.
A partir de la leche fresca se separa el suero por medio del cuajo y fermentos lácticos, quedando por otra parte lo que se denomina como cuajada: los sólidos de la leche.
La apariencia de esta masa caliente es la de un gigantesco chicle brillante, capaz de estirarse un par de metros cuando está listo. Entonces se forman las famosas bolas de mozzarella, estirando la masa e hilándola hasta formar un ovillo del tamaño conveniente.
Finalmente las bolas son sumergidas en una salmuera fría que, por una parte evitará que el queso pierda suero por el calor, y por otra, terminará de agregarle la concentración de sal adecuada.
————
La mayoría de las recetas presentadas son rápidas y fáciles de elaborar.
—–
El propio director del espacio fue el encargado de presentar a los allí presentes uno de los tesoros más preciados de la casa, la Mortadella favola, un producto único e inimitable gracias a la calidad  de las carnes elegidas por su mezcla y su aspecto inconfundible. Favola es la primera mortadella del mundo con cuero natural cocido a mano.
——–
Es obtenida de la selección de las mejores partes grasas del cerdo llamadas “lardini” , jamón picado, aromas naturales y miel que le dan un perfume y un sabor especial.
+—–
No contiene gluten, derivados lacteos, ni OGM y gracias al procedimiento de cocción de la carne, esta mortadella tiene un bajo contenido en grasas.

————-

Detalle de la homogeneidad cromática y de su brillante textura.
—–