El pasado 8 de abril se publicó en el BOE la Ley 6/2014, por la que se modifica la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Algunos de los cambios relativos a la conducción bajo los efectos del alcohol y drogas, sanciones e inhibidores que nos afectan desde el pasado viernes 9 de mayo serán:

  • Queda prohibido instalar o llevar en los vehículos inhibidores de radares o cinemómetros, encaminados a eludir o interferir en el correcto funcionamiento de los sistemas. No debemos confundirlos con los sistemas que únicamente tienen como finalidad informar la ubicación de los mismos, ni tampoco con los inhibidores que ya estaban prohibidos.
  • Conducir con una tasa de alcohol superior a la establecida seguirá aparejando una multa de 500 euros y la pérdida de 4 o 6 puntos, excepto para los conductores que circulen con una tasa que supere el doble de la permitida o para los que sean reincidentes, la sanción será de 1.000 euros.

A los conductores que circulen simplemente con la presencia de drogas en el organismo, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica, serán sancionados administrativamente con una multa de 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos. En cambio, si se conduce bajo la influencia de drogas, la vía ya no es administrativa sino penal, tal como ya está tipificado en el artículo 379.2 del Código Penal. También recoge que la forma de verificar in situ la presencia de drogas, será mediante la realización de una prueba salival con un dispositivo autorizado y un análisis posterior de la muestra. Además, el interesado podrá exigir un análisis de contraste, preferentemente de sangre, que deberá abonar si el resultado es positivo.

También estarán obligados a realizar las pruebas de detección de alcohol y drogas, no sólo a los conductores de un vehículo, sino a los demás usuarios de la vía cuando se hallen implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción.

  • Se incorpora la Directiva 2011/82/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre del 2011 cuya finalidad es la de facilitar el intercambio transfronterizo de información sobre infracciones de tráfico en materia de seguridad vial; es decir, cuando un vehículo matriculado en un Estado Miembro de la UE, comete una infracción de tráfico en otro Estado Miembro de la UE. El intercambio de información será sobre las siguientes infracciones de tráfico:
    • Exceso de velocidad. Conducción con tasas de alcohol superiores a las reglamentarias establecidas.
    • La no utilización de cinturón de seguridad u otros sistemas de retención homologados.
    • No detención ante un semáforo en rojo o señal de stop.
    • Circulación por carril prohibido.
    • Circulación indebida por el arcén o por un carril reservado para determinados usuarios.
    • Conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y/o cualquier otra substancia de efectos análogos.
    • No utilizar el casco de protección
    • Utilización del teléfono móvil o cualquier otro dispositivo de comunicación durante la conducción.
    • Aumenta el plazo a 20 días naturales, para el pago de la multa con la reducción del 50% del importe y para la formulación de alegaciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.