La cláusula suelo es el mínimo a pagar en los cuotas de la hipoteca a pesar que los intereses ordinarios estén por debajo de ese umbral.

La mayoría de las hipotecas en España se suscriben a través del índice de referencia del EURIBOR aunque existen otros como pueden ser el IRPH o bien el IRS.

Pongamos un ejemplo:

Un cliente tiene que amortizar los 100.000 euros de su hipoteca en 20 años. Se le revisan las condiciones en enero, cuando el Euribor estaba al 0,575% y se le suma el diferencial, que pactó al 0,5% con su entidad financiera El interés a pagar sería del 1,075€ y las cuotas resultantes ascenderían a 463,25 euros al mes. Pero si tiene un suelo hipotecaria del 4% tendrá que pagar 605,98 euros mensuales. Cada mes 142,73 euros más de lo fijado en el mercado. Al año, 1.712,76 euros más.

También puede existir el techo en la hipoteca, se trata un máximo de intereses a pagar que normalmente esta muy por encima de los valores habituales del mercado. Así, un préstamo puede tener un techo del 10,00% aunque el valor del Euribor nunca ha superado en España el 6,00%.

Legalidad de la cláusula suelo

La aplicación de este tipo de cláusula no es contraria a la ley, si lo es por su carácter abusivo y cuando las entidades financieras no informen de ella. Asimismo, el contrato hipotecario ha de ser entendible.

Por todo ello, las entidades, y siempre que se firme un préstamo hipotecario, están obligadas a entregar un folleto informativo en que se especifique con claridad las condiciones del préstamo.

¿Dónde se contiene la cláusula suelo?

La cláusula suelo se contiene en la escritura del préstamo hipotecario. Se suele identificar bajo los epígrafres con titulos como “tipo de interés variable” o “limite a la aplicación del interés variables”.  Tres o cuatro líneas que el interés nunca podrá ser inferior, en el caso del suelo, o superior, en el caso del techo.

¿Existen sentencias contra la claúsula suelo?

El día 19 de marzo del 2013 del Tribunal Supremo ha declarado nulas las clausulas en los casos de falta de  transparencia. En  los últimos años se han dictado muchas sentencias favorables a la nulidad de la clausula suelo en los juzgados y en las Audiencias Provinciales.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.