Ford afirmó que lo que estábamos viendo era una pequeña edición ,

“sólo las cosas que más nos indican hacia donde vamos”

La presentación descubrió una silueta estrecha, camisas blancas y corbatas negras, Crombies, bolsas de deporte, y otros elementos básicos de vestuario de un joven urbano. De hecho, los chicos podrían haber salido directamente de las páginas de Goodbye Baby y Amén, himno clásico del amigo de Ford, David Bailey de Londres en sus mediados de los 60.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.